viernes, 30 de diciembre de 2011

EMPECÉ A COMPRENDER QUE NO ME VEÍA A MÍ MISMO

En la tienda de vodafone la conocí. Allí estaba: pálida, morena y delgada. No le importó mi nombre ni nada de lo que le dije. Me llevó a un oscuro bar donde se abalanzó sobre mi cuello sin preguntar. Para entonces yo ya estaba demasiado colocado como para meterme en conversaciones sobre tarifas planas. Hipnotizado, me dejé hacer.

A la mañana siguiente me desperté en mi casa, solo. No recordaba cómo había llegado hasta allí. Me encontraba débil, cansado y hambriento. Vomité la sopa de ajo que me prepararon en el bar de Rafa, donde fui a recuperarme. En mi casa, orientada al Sur, había demasiado sol, demasiada luz. En el antro subterráneo de rafa uno se podía tumbar sobre los sofás negros llenos de ceniza, cruzarse de brazos y cerrar los ojos.

En medio de mi letargo, ella volvió en sueños a visitar mi mente: ven -decía- ven a mí ¡ven! vuelve conmigo... esta noche... esta noche... esta noche... Sobresaltado, fui al baño, me lavé la cara y al mirarme en el espejo empecé a comprender que no me veía a mí mismo. Comencé a extrañarla furiosamente. Quería volver con ella, volver a ella, la mujer espectral de mis sueños. Aunque no sabía mucho sobre aquella mujer, la verdad... Me había dicho, eso sí, que trabajaba para bankia -antes cajamadrid- sección de préstamos. En cuanto cayó el sol me convertí en murciélago y fui para allá...

jueves, 29 de diciembre de 2011

LECTURA DE COMUNICADO OFICIAL

NADA me impedirá... ffffffffff
NADA ffffffffffffffffff me impedirá...
NADA me impedirá JAJAJAJAJA
NADA JAJAJAJAJA
(espera)
JAJAJAJAJA
NADA!
JAJAJAJAJA
NADA me impedirá fffffffffff
JAJAJAJAJA
(espera)
buffffffffff
...
...
vale
empiezo:
NADA me impedirAJAJAJAJA
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
NADA JAJAJAJAJA
JAJAJAJAJA
NADA (no os riáis, hostias)
NADA me impedirá ffffffffff
NADA (ya vale, venga)
NADA me impedirá
JAJAJAJAJA
seguir sirviendo a mi país!
(ains!)

domingo, 25 de diciembre de 2011

DISPAROS

la democracia también dispara(rá)
* * * * * * balas > > > > > >
cuando se siente(a) amenazada
incluso (incluso)
por (a) aquellos (aquellas) que pedimos (pidan)
más (+) democracia
...

sábado, 24 de diciembre de 2011

PASAJEROS

según aena
más de un millón y medio
de pasajeros
viajarán en avión
estas navidades

según yo mismo
hoy tan solo había una pasajera
en el aeropuerto de madrid
barajas:

solos ella y yo

la acompañé hasta la puerta de embarque
solos
con nadie
nadie
¡na-die-eh!
¡eh!-¡eh!-¡eh!...
(eco eco)
absolutamente nadie alrededor

allí mismo la besé

la vi traspasar solitaria el arco de seguridad
y perderse en la distancia
entre desoladas avenidas de duty free

me marché
el aeropuerto seguía desierto entonces

caminé solo
tropezando con sombras
tentado de fumarme un prohibidísimo cigarro
entre tanta soledad

porque no había
no se veía
ninguna persona
ningún pasajero más
hoy
en el aeropuerto de madrid
barajas

miércoles, 21 de diciembre de 2011

ORACIÓN MEDIEVAL

en Ti confiamos ¡oh Dios misericordioso!
en Tu nombre sufrimos la pobreza
en Tu nombre ¡oh Dios misericordioso!
sacrificamos a nuestros hijos
los enviamos a la guerra
los vemos morir por Ti
¡oh Dios misericordioso!
en Tu nombre
soportamos la injusticia
en este valle de lágrimas
¡oh Dios misericordioso!
confiamos en Tus ministros
aquí en la tierra
creemos en su verdad
que es Tu verdad
¡oh dios misericordioso!
nuestras vidas de trabajo
te las entregamos a Ti
con gozo y sin lamento
Señor
Tuyos son los frutos de nuestros campos
de nuestra industria
del vientre de nuestras mujeres
¡oh Dios misericordioso!
Tú que nos vigilas con tu ojo omnipresente
omnipotente eres
Tus caminos inescrutables son siempre
a mayor gloria tuya
te alabamos
Señor
aceptamos la humillación
la desgracia
el oscuro presente
el incierto porvenir
el hambre
la enfermedad
la muerte
sin una queja
Tú proveerás
en Tu nombre  ¡oh Dios misericordioso!
quemamos nuestras insignificantes vidas
nada somos
nada valemos
Tú que todo lo puedes
que estás en todas partes
y en ninguna
confiamos en Ti
¡oh Dios misericordioso!
vivimos morimos y vemos morir
con resignación
todo sea por alcanzar esa otra vida que prometes
más allá de esta desgracia permemente
¡oh Dios misericordioso!
creemos en Ti
en Tu justicia divina
alabado sea tu nombre
por los siglos de los siglos
amén

* ADVERTENCIA: Si desea actualizar esta oración para el siglo XXI simplemente sustituya la palabra "Dios" por "Mercados"

martes, 20 de diciembre de 2011

CUANDO ME ENSEÑÓ EL CONEJO NO SUPE CÓMO REACCIONAR

Dicen que todas las historias empezan con una persona llegando a un lugar..., 

- ¡Qué sano es el campo, Antonio, qué sano es el campo! -me decía mi madre cada vez que iba a visitarla- ¡Pero hijo, dame un beso, mua mua, no sabes lo a gusto que estoy aquí, qué bien se vive, qué bien se respira...!
- Me alegro mucho, mamá
- ¡Y la comida! ¡Qué bien se come! ¿Sabes lo que te he preparado hoy?
- Pues no
- ¡Conejo! ¡Éste!

Cuando me enseñó el conejo no supe cómo reaccionar.

- Comida sana, hijo, comida sana. Natural. Comida natural. En un par de horas está listo.

Así que me fui a dar una vuelta por el pueblo. Nada había cambiado: la misma gente, las mismas calles embarradas, el mismo olor recio y agrio. Había casas que se caían de puro viejo y el puente de madera, sobre el arroyo delgado y cenagoso, daba lástima cruzarlo. No lo hice. Di media vuelta. Años atrás había jugado en aquellos parajes, en aquellas callejuelas. En la puerta de la iglesia perdí mi primer diente, en la plazuela del bar de Tomás me dijeron que mi abuela había muerto. Yo no sabía lo que eran los muertos. Tan solo que no vuelven. Y lloré. Lloré de una forma extraña y nueva para mí y, al terminar, supe que ya no era un niño. Aquel pueblo atraía a todos mis demonios. Si iba era por mi madre, la pobre, que había decidido morir allí como todas las mujeres de su estirpe.

Aunque intentaba caminar al azar por las cuatro calles ignotas de aquel pueblo ya sabía de antemano a dónde iba a ir a parar. Me detuve frente a la puerta de la casa de Carmen, mi primera novia, y me quedé un rato mirando sus ventanas, su balcón. Había ropa de niño tendida. Me quedé un tiempo indefinido pensando, absorto, en lo idiota que fui aquella noche. Luego decidí no torturarme más y volví al regazo de las faldas de mi madre.

Mi madre. La recordé como cuando era joven: joviel y fuerte, siempre de buen humor. Algo le quedaba de aquello, pero ahora estaba casi ciega y, aunque conservaba su gracia, se le notaba un velo de nubes negras en el rostro. Vieja, vivía sola en compañía de un gato parduzco, esperando a la muerte, o a la visita de alguno de sus dos hijos. Yo nunca iba, bueno, este fin de semana sí. Por primera vez en varios años. Y sospechaba que esta ocasión tal vez sería la última.

- ¡Hola mamá! ¿Qué tal tu gato, dónde está, te hace buena compañía?
- Sí, hijo, sí... Por ahí andará, por ahí andará...
- ¿Comemos?
- Claro, siéntate hijo
- Huele muy bien
- ¡Ja, ja! Ya sé yo lo que te gusta a ti el conejo... Mira, ahí está Rufo, se ha pasado maullando toda la noche... ¡Rufo!...¡Rufo!... ¡Ven aquí!... ¡Rufo!...Mira quién está aquí, mira quién ha venido a vernos... Vamos, ¡aupa! Mira, dale un beso...

Cuando aupó el animal hasta mi cara y me enseñó el conejo no supe cómo reaccionar. No dije nada.

Comimos.

lunes, 19 de diciembre de 2011

BUKOWSKI: ROCK & POESÍA

Hoy lunes, a partir de las 21h. estaré en la sala Gruta 77 (c/ Cuclillo 6 - metro Oporto) participando en la presentación del libro "Bukowski Club: antología poética" (Canalla Ediciones, 2011), un descomunal libro que recopila textos de alrededor de cien (¡100!) poetas que han leído o leen habitualmente en las jams de este emblemático bar del barrio madrileño de Malasaña...

Yo soy uno de esos casi cien poetas, así que allí estaré esta noche, compartiendo escenario con otros compañeros de antología y disfrutando del concierto de Kike Suárez y la Desbandada que cerrará la fiesta. Entrada (y salida) libre... ¡Allí nos vemos!

sábado, 17 de diciembre de 2011

AVE MADRID VALENCIA

ave madrid valencia
       -madrid-
donde se par >---=*>
te el bacalao
estación de atocha
ave madrid valencia
madrid >---=*> valencia
/=/ la ruta del bacalao
/=/ la gruta del bacalao
/=/ la gruta de bacalao
/=/ la gruta de pacalao
/=/ la gruta de pacacao
/=/ la gruta de pacocao
/=/ la grute de pacocao
/=/ la grutel de pacocao
/=/ la gurtel de pacocao
/=/ la gürtel de pacocao
/=/ el gürtel de pacocam
/=/ el gürtel de paco camp
/=/ el gürtel de paco camps
/=/ el gürtel de paco camps
valencia joaquín soroya
calle quart
        -valencia-
donde se par >---=*>
te el bacalao
ave valencia madrid
valencia >---=*> madrid
/=/ el gürtel de paco camps
/=/ el pürtel de paco camps
/=/ el pürpel de paco camps
/=/ el pürpel de pacopams
/=/ el pürpel de pajopams
/=/ el pürpel de pajoyams
/=/ el pürpel de pajoyam
/=/ el pürpe de pajoyam
/=/ el pürp de pajoyam
/=/ el püp de pajoyam
/=/ el püp de pajoya
/=/ el püp de pajoy
/=/ el pp de pajoy
/=/ el pp de rajoy
/=/ el pp de rajoy
ave valencia madrid
       -madrid-
madrid atocha
calle génova
don - de - se - re - par >---=*>
te el bacalao

viernes, 16 de diciembre de 2011

ESTE FIN DE SEMANA EN FUENLABRADA...

Este fin de semana me voy a quedar tranquilamente en Fuenlabrada. ¿Que por qué? Bueno, pues de entrada esta tarde me han invitado a recitar en plena calle, en el centro de Fuenlabrada, dentro de un evento que se llama "La noche es tuya". Y no sólo estaré recitando mis cosas por las esquinas, sino que además, como previo, actuarán en "unplugged" EnsayoError Teatro Quántico, la compañía de teatro que se atreve a representar mis desvaríos escénicos. Y aparte de todo hay muchas cosas más, la cosa promete... Este es el cartel que me ha llegado:


Y el sábado el fiestón: se le ocurrió a Jofre montar un recital de poesía antes de la navidad en el Kiebro (Plaza Poniente 3, Fuenlabrada) y nada, que nos pusimos a llamar a gente pensando que dirían que no o que nos darían cualquier excusa para no venir... Bueno, en parte fue así, pero tan sólo una minoría. La inmensa mayoría, para nuestra sorpresa, nos dijeron que sí, que estaban encantados... Y es normal: con la tontería, por el Kiebro ya ha pasado lo más grande de la poesía española contemporánea. Recitar en el Kiebro al menos una vez es imprescindible si quieres saber a dónde te lleva la poesía, amigo/a poeta. Y no sólo la poesía: en el evento habrá además musicos de nivel: guitarristas, un cantaor flamenco, dos pianistas, un flautista... ¡la locura! Es uno de esos eventos que no hay que perderse por nada del mundo. He aquí el cartel:


Y el domingo, si podemos, resucitaremos...

O - O

frente a la cámara permanezca mudo-o
inmó-óvil quieto-o quieto-o
¡quieto-o!
nunca se sabe
quién puede estar
m i r a n d o-o o-o o-o
l-o
del o-otro-o lado-o

miércoles, 14 de diciembre de 2011

TODAVÍA ME DUELE ALGUNOS JUEVES

Mi nuevo compañero de piso prometía: un músico de rock, me dijo el casero... Y ya me imaginaba las fiestas, la casa llena de tías a toda hora. Se instaló. Parecía majo.

- Antonio... ¿Antonio te llamas, no? Acabo de llegar a Madrid, a ver si me enseñas un poco la marcha de por aquí, ¿no? ¿Eh, no?
- Claro, claro... ¿Tú cómo te llamas?
- Me llaman Nick Inferno. Me dedico al rock, ya lo sabes, ¿no? ¿eh, no?

A mí, el nombre de Nick Inferno no me acababa de convencer, ya sabes, me sonaba un poco a fantasmada viniendo de un tipo con acento de Cáceres. Pero la cosa prometía, aunque los primeros tres días el tío se pasara las mañanas durmiendo, se despertara a media tarde, comiera algo,

- Antonio, ¿te cojo un par de huevos y un par de lonchas de bacon, va?
- Sí, claro

y luego, a la noche, me dijera:

- Bueno, qué, ¿salimos?
- Es martes
- ¿Y?
- Que mañana madrugo. Además, no hay nada un martes en Fuenlabrada. Espérate al viernes, o al jueves aunque sea...
- ...

Y llegó el jueves. Como siempre, el tío se pasó el día durmiendo. Al atardecer creí oír unos acordes apagados de guitarra rebotando en las paredes de su cuarto. A eso de las diez me tocó la puerta:

- ¿Antonio? ¡Antonio! ¿Qué, qué hacemos? ¿salimos?

A mí no me apetecía mucho salir, la verdad.

- Lo dejamos para mañana, ¿vale? - Le dije a la vez que perdía el hilo de lo que estaba leyendo.
- Venga, Antonio, ¿que no tenéis sangre aquí o qué? ¡A tope con el rocanrol! -Me gritó casi en castúo. Su voz sonaba, además, como si hubiera bebido o fumado algo.
- ¿Rocanrol? -Intenté imitarle el tono, sin conseguirlo- Déjalo, A estas horas sólo estará abierto el bar de Rafa
- Venga, vamos para allá... ¿Antonio?... ¿Antonio?

Y allí fuimos. No había nadie, por supuesto. Rafa en la barra y un vecino al que conocía de vista apurando una cerveza. Se fue. Pedimos dos birras. Nos las bebimos.

- Bueno, ¿qué, Nick? ¿nos vamos a casa?

Se le veía decepcionado. Me dijo que sí. Tuve que pagar yo las cervezas.

- Es que en esta chupa de cuero no me cabe la cartera...

El viernes intenté darle esquinazo, pero me interceptó cuando ya iba a salir. Supongo que estuvo al acecho desde que se despertó.

- ¡Antonio! ¿Dónde vas, hombre? ¡Espera, que me voy contigo!

Se me acopló y estuvimos por ahí, de bares, con mis colegas. Y en cada bar lo mismo:

- ¡Antonio! ¿pero aquí ponen rocanrol?
- Aquí no, Nick. Luego, si eso...

Y fuimos a otro bar, y después a otro. Y a otro. En el último Nick entró a la camarera, a la novia del cachas de dueño, así que nos tuvimos que ir... A otro bar. A uno justo enfrente, hacía años que pisábamos aquel garito, principalemente porque no nos gustaba, pero era una situación de emergencia. A estas alturas mis colegas miraban a Nick con cierto recelo.


- Pero Antonio, ¿Aquí ponen rocanrol?
- No lo sé. Nunca vengo a este bar... ¿No tienes sueño, Nick?
- ¿Yo? ¡Qué va! ¡¡¡Yo quiero rocanrol!!!
- ...
- ...
- ¿Quieres rocanrol?
- ¡Sí, yeah, sí!
- Venga, está bien. Vente conmigo... Esperadme aquí. -le dije a mis amigos- Ahora vuelvo.

Y caminando caminando, llegamos al antro de punkis de las afueras de la ciudad. Por el camino insistía:

- ¿Pero ponen rocanrol?
- Sí, Nick. Sí.

Allí, sorprendentemente, se hizo colega de unos tipos casi nada más entrar, ocasión que yo aproveché para darle esquinazo y volver con mis colegas. Pero lo peor estaba por venir.

Al día siguiente, cuando me levanté, mi casa estaba llena de punkis y perros. Nick, ojeroso, tocaba la guitarra en el sofá mientras otro tío intentaba seguirle escupiendo soplidos a través de una flauta de plástico. La mesa estaba llena de litronas vacías, cartones de vino volcados, vasos sucios, ceniza y rastros de líneas de polvo blanco. El suelo estaba pegajoso y negruzco. Olía a humo y a sudor. Sí: el rocanrol en el salón de mi casa.

Desde entonces ya nada fue lo mismo. Ya no quiso salir más conmigo. Se iba de casa los jueves y me llenaba el salón de gente extraña hasta el domingo. El resto de la semana se la pasaba en su cuarto, ensayando canciones aullantes y repetitivas. De vez en cuando me robaba comida. Nunca limpiaba... Así estuvimos varios meses...

El resto de la historia, lo de rajarle la chupa de cuero, arrancarle un par de cuerdas de la guitarra y, finalmente, envenenarle con cianuro fue, supongo, el resultado lógico de nuestra convivencia. No fui a su entierro. Los punkis, sospechosos todos de su muerte, desaparecieron de mi vida. Creo que incluso cerraron un tiempo el antro aquel, por si las moscas. La antigua habitación de Nick quedó vacía un tiempo. Todavía me duele algunos jueves, cuando quiero salir y no tengo planes, o cuando tengo ganas de un poco de rocanrol. Pero luego vino Bárbara y se quedó en aquella habitación y... poco a poco le voy olvidando.

¡Descansa en paz, Nick Inferno!

martes, 13 de diciembre de 2011

POETRY SLAM MADRID DICIEMBRE

Cartel del Poetry Slam Madrid de Diciembre

Mañana miércoles participaré por primera vez en mi vida en un (o una) poetry slam. La verdad es que todavía no tengo muy clara la mecánica del evento -es una especie de concurso o algo así- aunque intuyo que será divertido... Lo que sí sé es que allí se reunirán y recitarán algunos de los poetas más espectaculares de Madrid, así que estoy encantado de juntarme con ellos para pasar un buen rato...

Será a partir de las 20h. en la Sala Sirocco, calle San Dimas 3, metro Noviciado. Allí nos vemos, pues...

domingo, 11 de diciembre de 2011

CONSIDERACIONES SOBRE JOSÉ LUIS PERALES

José Luis Perales en plena actuación
Hola, soy Antonio Díez. Tal vez me recuerden de anteriores consideraciones como "Consideraciones sobre Nino Bravo", y otras chorradas que quizás hayan leído en este blog...

El caso es que hace ya unas semanas estuve de vuelta por Valencia y, como la última vez, fuimos la familia en el coche de mi madre. Y me tocó a mí conducir de regreso, con mis padres adormecidos y yo echo polvo, porque ya tengo una edad y los fines de semana me dejan roto... El caso es que para poder hacer el viaje un poco más agradable qué mejor que un poco de música. Un poco de música del coche de mi madre, claro... La última vez tocó Nino Bravo, en ésta ocasión el elegido fue, como ya habrás adivinado por el título de este post, el inefable José Luis Perales.

Sí. José Luis Perales. Chúpate tú un viaje Valencia-Madrid, amagando lluvia, con tráfico dominguero y escuchando a José Luis Perales. ¿A que no te atreves? Te parecerá que me he vuelto loco si he sido capaz. Pero ¡ah amigo! yo estaba ya loco de antes y soy capaz de eso y de mucho más. Así que sin miedo ni rubor metí el cedé de "Grandes Exitos" del señor Perales en la radio del coche y...

Como ya sabrás si has vivido en España en los años 70, 80 o incluso 90, las canciones de José Luis Perales tienen siempre un poso de tristeza y sus letras relatan, por lo general, una relación con el mundo difícil y problemática. Los personajes masculinos de sus canciones, supuestamente autobiográficas, son solitarios y soñadores, anhelan la libertad y tienen cierto aire librepensador, si bien son demasiado pacatos o timoratos como para llegar a ser revolucionarios o alteradores del orden social. Tampoco les interesa. Les falla capacidad de liderazgo y les sobra lírica y lugares romanticistas comunes. Pero no pasa nada. Se puede empatizar con ellos. A veces son unos simples perdedores que, sin embargo, se aceptan a sí mismos con naturalidad. Y tú, como oyente, los aceptas también porque todos nos hemos visto así alguna vez, qué demonios.

Esto iba pensando mientras se sucedían canciones como "Un velero llamado libertad" o "Me llamas"  (si bien tengo que confesar que de esta última me encanta la versión que hizo Manolo Kabezabolo) cuando de repente me vino a la cabeza una idea disparatada: ¿no es este perfil similar, incluso intercambiable en un imposible cruce de universos paralelos, con el de el tan celebrado y galardonado Leonard Cohen? ¿No es Perales una versión celtíbera y repeinada del cantautor, novelista y poeta canadiense? En principio la idea parecía ilógica. Intenté desecharla por absurda...

Fue cuando me fije en los personajes femeninos de las canciones de Perales: señoras desengañadas que descubren que el sueño que intentaba vendernos el nacional-catolicismo durante la segunda mitad del siglo veinte aquí en España era una farsa, y deciden entonces soltarse el pelo y tomar la rienda de sus vidas. Claro que testimonial y tímidamente y protagonizando actos tan subersivos como salir a la calle o, en un exceso de atrevimiento, ir al bingo con la intenciópn de mirar (castamente) a hombres, y poco más. Pero qué más da; Perales canta emocionado a estas mujeres, tanto o más que su homólogo canadiense y reciente Premio Príncipe de Asturias de las Letras, si bien en Perales el sexo está mucho más camuflado o directamente desaparecido. Pero en eso coinciden: la mujer como objeto de estudio. En nuestro coche familiar sonaban temas sobre estas interesantes mujeres y, casi sin darnos cuenta, su perfume nos iba acompañando a la par que avanzamos por el paisaje monótono y cuasi lunar aledaño a la A3 de la provincia de Cuenca. Como muestra la archiconocida "¿Y cómo es él?" o la no menos celebrada "Celos de mi guitarra", celebrada al menos en nuestro coche, porque mi padre pareció despertar milagrosamente del sopor y se puso a tararearla, para mi sorpresa... Él, todo un admirador de Leonard Cohen. Qué ironía.

Leonard Cohen, la línea recta entre Quebec y Cuenca
- Pero papá, ¿te gusta esta canción?
- Sí
- ¿Y quién te parece mejor artista, José Luis Perales o Leonard Cohen? -Le pregunté a bocajarro y sin previo aviso
- Pues depende de para qué y en qué momento...
- ¡Genial respuesta!

Mi teoría Perales-Cohen iba tomando forma, a mi pesar, según avanzaban los kilómetros. Pero es que ¿acaso no firmaría Leonard letras como las de "Y te vas" o "Te quiero", respuesta carpetovetónica al himno coheniano del "Hallelujah"? ...Por cierto, que buscando-buscando cosillas en google de Perales me entero de que en su día grabó un disco en alemán donde se atreve a cantar el "Y te vas" ("Und wenn du gehts") en lengua germana pensado, supongo, en arrasar en los chiringuitos playeros de Mallorca durante aquellos felices veranos de los setenta. ¿Cuántos discos vendería en la entonces Alemania Federal o RFA? ¿Tuvo Angela Merkel un ejemplar de este elepé en su discoteca cuando era joven? y en caso afirmativo: ¿le influyó de alguna forma a la hora de afrontar su carrera política? Chi lo sá...

Con la tontería ya casi estábamos en Madrid. Y menos mal, porque José Luis tenía que -necesitaba diría yo- marcar una línea roja que le diferenciara clara y definitivamente de Leonard, ¿cómo sino iba a triunfar entre el asilvestrado público español durante la autodenominada transición? ¿con rollos filosóficos, teológicos o intelectualoides como su homólogo canadiense? Obviamente no. El mercado español no recibe bien esos productos. ¿Qué ofrecer entonces, cómo atraer y ganarse a los niños, padres y abuelos españoles que habían sobrevivido a la dictadura? Sí, era el momento de temas insufribles y traumáticos como "Que canten los niños"... Llegados a este punto, confieso que no pude escuchar el cedé hasta el final. Ya estaba bien. Basta. Fuenlabrada estaba cerca y nos aproximábamos a la civilización (dentro de lo que cabe) y con ello las ondas radiofónicas se podían sintonizar desde el coche. Había tenido más que suficiente. Me puse a escuchar las noticias... ¡Hasta otra José Luis!

Y desde entonces mi vida ha tenido, menos mal, vaivenes suficientes como para olvidarme de todo esto. Es hoy, en este oscuro domingo frío y gris, último día de un puente que ya nos amenazan con recortarlo también, que me vuelve todo a la cabeza y decido compartirlo en este blog con quien tenga la curiosidad y la paciencia de leerlo. Y de Perales, ¿con qué quedarse? Pues la canción que yo selecciono como "mi favorita" es la de "Y soñará", pero como ya hablé de ella en mi libro pirata "Comentarios de texto" y la historia daba un poco de mal rollo, pues aquí lo dejo...

Y podría decir muchas más cosas de Perales, pero no quiero perder los pocos lectores virtuales que tengo. Otra vez será...

viernes, 9 de diciembre de 2011

METRO NOVICIADO

metro noviciado noche niebla camino de gran vía plaza españa
me agarraba de la mano me dijo que estaba enamorada
de mí

y yo
yo tan solo una sonrisa un beso breve en los labios nuestros labios
porque yo
yo
también lo estaba

lo estoy

qué lejos el mundo entonces y qué inútil mantener un yo empujado
hacia lo inevitable del amor del amor del amor del nosotros
del nosotros

qué absurdo y a la vez qué elegante la espuma de la niebla los labios besados
qué distante la poesía la otra gente que nos cruza
los bocadillos de lomo de los bares
qué insignificante todo ante tu amor los besos en los labios
la niebla de la noche madrileña
qué pequeño yo qué pequeña tú qué pequeña la salida ya cerrada
de metro noviciado

y ahora
mañana fría de diciembre solo en casa tan solo un arma para recordarte
palabras palabras palabras palabras

y yo también sí yo también yo también amor
amor

jueves, 1 de diciembre de 2011

LAURA MEQUINENZA AND FRIENDS



Este viernes 2 de diciembre participaré en el recital "Laura Mequinenza and friends", en calidad de amigo de Laura, una gran poeta a quien conocí hace ya algún tiempo y ante la cual no puedo dejar de maravillarme cada vez que la escucho interpretar sus cosas, aunque las haya escuchado antes. No importa eso, Laura lo da todo cada vez.

Además, con eso de "friends" así, en plural, entiendo que aparte de mí tiene otros amigos, como es lógico. Ahora mismo no sé quiénes recitarán con nosotros, pero intuyo alguno de esos posibles "friends", y ya adelanto que el irreductible Bukowski Club será, una vez más, testigo de una gran noche de poesía.

Si te apetece allí nos vemos: Bukowski Club, c/ San Vicente Ferrer 25, barrio de Malasaña. 22:00h.