lunes, 23 de mayo de 2016

EL LIBRO DE TOM SAWYER CAYÓ DEL BOLSILLO GRANDE

Sonó el teléfono otra vez. No estaba para conversaciones con teleoperadores, pero lo cogí. Total. Aunque no era una nueva oferta para cambiar de compañía de teléfono, sino mi amigo Rafa, que ahora era mánager de uno que salió en Operación Triunfo:

- ¿Antonio?
- ¿Qué tal?
- Bien... ¿Sigues cantando?
- ¿Cantando? Nunca he cantado
- ¡Sí, hombre! No digas que no, si yo te vi...
- ¿Me viste? Imposible
- Te vi
- Pero si yo no sé cantar, si no tengo ni idea... ¿Dónde leches me has visto?
- En la boda de Maricarmen, mi cuñada
- ¿Que yo canté?
- Sí, ¿no te acuerdas? En el karaoke aquel al que fuimos después
- No me acuerdo de eso...
- No me extraña. Pero cantaste.
- ¿Y canté bien?
- Cantaste.
- Bueno, ¿pero a qué viene este rollo? ¿Qué pasa con que si yo canté o no canté?
- Pues verás, voy a ofrecerte una oportunidad, la oportunidad de tu vida
- ¿De qué hostias estás hablando?
- Village People
- ¿Village People?
- Sí, ¿te gustan?
- No
- ¿Has oído sus canciones?
- Por desgracia sí, algunas
- Mira, Antonio, tengo entre manos una idea revolucionaria: un grupo tributo a Village People
- ¿Pero los grupos tributo no son propios de gente mediocre y abocados a actuar en garitos de mala muerte a cambio de comida?
- Sí, pero yo he revolucionado el concepto : Village people + El Consorcio
- ...
- Verás, cantar en inglés es muy difícil, por eso las letras de El Consorcio vienen más al pelo; y por otro lado, la imagen desenfadada y naíf de los disfraces de Village People cuadra perfectamente
- Estás completamente loco
- Sí, pero ¿cómo te suena esto: cien pavos limpios y barra libre por actuación?

Al día siguiente estaba en una furgoneta dando tumbos por la A5 camino de Talavera de la Reina, punto de arranque de nuestra prometedora gira. Yo era el policía, a mi lado había un señor vestido de indio apache que, según me dijo, era de un pueblo de Murcia y que conocía a Rafa de una vez que estaban viendo un partido del Atleti en un bar y, cuando ganó, se fueron juntos a cantar a Neptuno.

Talavera no está tan lejos, aunque el viaje se me estaba haciendo largo ya. Empecé a revolver mi bolso de viaje en busca de algo que leer, pero el libro de Tom Sawyer cayó del bolsillo grande cuando subimos el equipaje y por eso no lo encontraba. Pregunté al que iba de obrero de la construcción:

- ¡Oye! ¿Llevas un libro, una revista, algo?
- No te oye, es sordo - Me dijo el cowboy

No pregunté por qué venía con nosotros, aunque el que iba de motero encuerado sí que me dijo:

- Yo ahí llevo la última novela de Mario Vargas Llosa, si quier...
- No, no te preocupes
- Pero si no es molestia, léela anda
- No
- Si no me importa
- Que no
- ¿Por qué?
- Vargas Llosa no

No dijo nada más. Se giró hacia la ventanilla, se le notaba enfadado. Me parecía ridículo, era un hombre ya mayor, no me imaginaba que pudiera estar para estas tonterías. Traté de trabar conversación con él un par de veces durante el resto del trayecto, pero nada, ni caso: no me hablaba. Pensé entonces en dejarle en paz, ya se le pasaría. Seguramente después de la actuación nos tomaríamos un par de copas y todo se olvidaría.

Pero no, algo sucedió cuando llegamos que me hizo darme cuenta de que no iba a olvidarlo tan fácilmente. Aparcamos enfrente de la cafetería del polígono industrial que nos había contratado, bajó de la furgoneta y, a gritos, para que yo pudiera escucharlo, dijo:

- Sí, Isabel, tenías razón: me ha tocado un gilipollas, como tú dijiste...

sábado, 21 de mayo de 2016

GRUPO LITERARIO VILLAVERDE

21 de mayo 2016
Hoy sábado día 21 de mayo:

ORGANIZAN las plataformas de Villaverde:
- Asamblea 15M 
- Plataforma afectados por la hipoteca de Villaverde
- Despensa alimentos 15M 
- Asamblea desempleados
- Invisibles de Villaverde (con la presencia del resto de invisibles: Coslada, Tetuán y Hortaleza)


En el Ateneo Libertario de Villaverde a las 17:30

sábado, 14 de mayo de 2016

INFORMACIÓN AL CONSUMIDOR



ensimismado consumidor que teme el vacío
:
compre para llenar
:
posea
:
oséase poséase

pósese páusese búsquese compárese:
no hay nada mejor: compre
parapétese en la compra
perpetúese en la compra
no se forme: unifórmese
cómprese un uniforme
defórmese
mantenga las formas
mantenga las compras
cómprese un tanga
tatúese
tramítese
pase sed
no se pase
pase hambre
adelgácese
delimítese
adelgace engordando sus compras
limítese a comprar
limítese a adelgazar
no hay límite para comprar
supere los límites rebélese
endéudese
firme y endéudese
sea firme
sea firma
usted es un número una firma
fírmese
firmosis fimosis
san fermines san fimosis
corra que le pilla el toro
compre que le pilla el toro
el toro por el todo
compre todo por el todo
compre rabo de toro

compre – apueste – gane -
firme -  marque - llame – juegue -
disfrute  - no piense - compre
piénselo bien
compare compre compare compre compare compre

la materia no se crea ni se destruye se compra

compre material
materialícese
métaselo en la cabeza
compréndalo
:
:
caméleselo
carméleselo
mentecatelo
mentalícese
compre melón
diga melón
lláma melon
ya mámelo!
mameluco
véndete véndete véndete
vendeta!
compraventa
compra véndete compra véndete
úsalo y tíralo úsalo y tíralo

usa usa usa
tira tira tira

tírese
a la bartola tírese
a los gobiernos títeres
para los gastos tópicos
y los productos típicos
cómprese

los campeones cómprese
la universidad complútense
computadoras cómprensen
hans christian Andersen cuéntame
pausa para la publicidad en cuéntame
Imanol arias cuéntame
cómprame cuéntame
compra transición compra
compramos marisco
aceptamos pulpo
aceptamos transición
compramos comprometemos
prometemos podemos prometer y prometemos
usted compre compre compre
usted busque busque busque
compare y si encuentra algo mejor
comprométase

miércoles, 11 de mayo de 2016

SAN ISIDRO 2016

Este fin de semana pasarán un montón de cosas (literarias y no literarias) en Madrid, y yo estaré implicado en esta: el sábado 14 de mayo participo en un Poetry Slam de ensueño con algunos de los mejores y más valientes poetas de España, como se puede ver en el fenomenal cartel diseñado por Paula Díaz...

Será en la plaza Conde de Barajas, muy cerca de la Plaza Mayor, a las 19h., dentro del programa de fiestas de San Isidro 2016...

Si te cuadra y apetece allí nos vemos.
Salud!

... Y el domingo y el lunes más y más poetas y más cosas...

viernes, 29 de abril de 2016

FOTOGRAFIABA CON EL PULSO FIRME

Ya estaba harto de mandar currículums, de responder anuncios y del boca a boca: sencillamente no había trabajo: NADA. No había absolutamente nada que yo supiera hacer y que fuera demandado en el mundo laboral. Muy de vez en cuando recibía correos electrónicos con alguna oferta totalmente inapropiada para mis condiciones, como las de "buzoneador", que tenía que rechazar sin darle muchas vueltas ya que no sé nadar.

Y así pasaba los días, entrando en internet y abriendo latas de cerveza hasta que cerraba sesión.

Por fin, un día, me llegó un mensaje a la bandeja de entrada que parecía jugoso: una agencia me ofrecía un puesto acorde a mis aptitudes: no había que tener ningún tipo de formación específica, simplemente pedían una persona con paciencia... Miré el montón de latas de cerveza vacías que había ido arrojando junto a la mesa del ordenador, tomé una foto de las mismas y la adjunté al mensaje de respuesta explicando que no había echo otra cosa sino esperar echando un trago de vez en cuando a que llegara esta oportunidad.

Parece que debió gustarles mi candidatura porque me citaron en un pabellón de deportes. Cuando llegué había muchísima gente, empecé a pensar que me habían timado y que, pensándolo bien, yo no era un tipo tan especial: cualquiera sirve para mandar currículums por internet y trasegar cerveza mientras tanto.

Pero no, sin saber de dónde, apareció un señor bajito que me saludó:

- ¡Antonio!
- ¡QUÉ SUSTO! ¿De dónde sales?
- Justo de detrás de ti
- ¿Por qué hay hoy tanta gente por aquí? ¿Tienes más candidatos?
- ¡Nooo! ¡Tú eres mi único candidato, tu carta de presentación era perfecta! Toda esta gente está aquí porque actúan los Pet Shop Boys.
- ¿El famoso dúo británico de pop electrónico?
- Eso mismo. Yo soy fotógrafo y tú mi ayudante... Si aceptas, claro
- ¡Acepto!

Sin más dilación me dio una pase de prensa y entramos en la oscura sala. Le vi tomar algunas fotos, la verdad es que el tío fotografiaba con pulso firme, era un profesional. Me extrañó que ninguna fotografía parecía ir dirigida hacia nada en concreto, parecía un animal al acecho con una cámara entre las manos. Un animal irracional, concretamente. En cierto momento se giró hacia mí y me dijo:

- Antonio, no soy fotógrafo musical, soy un artista, un AR-TIS-TA... Mi intención es captar algo más profundo que la realidad, el hieratismo supino, la ausencia de tiempo, el vacío existencial en un ademán o en una mueca... y tu misión es orientarme, armarte de paciencia, buscar, instruirme, llevarme hacia algún destino, como prometías en tu mensaje...

No me dejé obnubilar por sus necias palabras pues ya sabía perfectamente lo que quería. A empujones lo conduje hasta el escenario. Allí, enfrente de nosotros estaba su objetivo. Le señalé al teclista.

viernes, 22 de abril de 2016

MADRID VS BARCELONA (POETRY SLAM)

Este lunes 25 de abril participaré representando a Madrid en un juego poético de gran alcance: La verdad es que los poetas que vienen de Barcelona ya han demostrado que son los mejores de España en repetidas ocasiones, pero tanto mis compañeras como yo somo gente que no nos arredramos ante nada y vamos a dar mucha guerra... Al final será el público (entrada gratuita hasta completar aforo) quienes se beneficien de este enorme espectáculo que creo tardará mucho tiempo en volverse a repetir...
¡Allí nos vemos!

sábado, 16 de abril de 2016

ESTA SERÁ UNA HISTORIA DE TERROR

Tengo el mejor trabajo del mundo: estoy de jefecillo en la oficina de objetos perdidos de la estación de Manhattan Central, Nueva York. Allí me paso la mañana hablando de fútbol con Peter, el policía de paisano que hace por allí su ronda, y las tarde con Mohamed, un amigo mío que pasa de vez en cuando.

Muy muy raramente viene alguien a preguntar por algo, ya que se da por hecho que lo que se pierde alguien se lo queda que le dará buen uso, que un paraguas ido nunca regresa y que los mecheros van de mano en mano y son de todos. Hablando de manos, esta será una historia de terror:

Un día, un viejo, con acento raro, me vino a preguntar por algo "very imporntante".

- ¡Very! - remarcó
- ¿Cómo? - dije
- ¡VERY! - repitió
- Ah... Very... vale, very... Entiendo... ¿Y qué es?
- Mis manos, he perdido mis manos
- Vale... Veamos...Aquí, ahora misma, lo que son manos, no tengo ninguna... ¿No será una pierna?
- No
- Hay tres piernas
- No, manos
- Pero manos.... Nada
- MANOS, MA-NOS
- ¿Cómo son?
- Diría que son parecidas a las suyas, unas manos de persona humana
- Bien
- Dos
- Entiendo... ¿Diría usted que son manos de cinco dedos en cada una? Intente recordar
- Aproximadamente, sí. Cinco, dedo arriba, dedo abajo
- ¿Algún detalle significativo? ¿Tatuajes, uñas...
- Uñas. Una por dedo.
- Bien, creo que me voy haciendo una idea... ¿Algo más?
- Son frías
- ¿Frías?
- Sí, están frías... Imagínese: para que me hayan arrancado de aquí mis manos acostumbradas a sostener un arma éstas han debido de estar frías... O muertas...
- ¡ANDA!

Entonces lo reconocí, no me cabía ninguna duda: era el mismísimo Charlton Heston en persona. Llevaba las mangas de la chaqueta colgando, como si fuera una chaqueta cinco tallas más grande. Su historia de las manos cobraba sentido.

- ¿Le ha sucedido algo parecido alguna vez?
- No, es la primera vez
- ¿Está seguro de haberlas perdido en el tren?
- Casi seguro. Me quedé dormido y cuando desperté, mis manos no estaban ahí
- ¿Conoce usted a Monterroso?
- No, ¿por?
- De momento es mi principal sospechoso... pero dígame, ¿adónde se dirigía?
- No se lo puedo decir
- ¿Y eso?
- Como usted sabe -dijo con voz temblorosa el anciano- soy presidente de la Asociación Nacional del Rifle, de vez en cuando nos reunimos en secreto... Me dirigía por tanto a una zona prohibida para usted, para el resto de los humanos en realidad

Entonces comprendí.

- ¡SÍGAME! - Le dije.

Salí de mi ventanilla y le pedí a Mohamed que vigilara por mí, que si venía alguien que le dijera que en media hora estaba de vuelta. A continuación, Charlton Heston y yo tomamos un tren: dos, tres, cuatro paradas... Por fin, allí estábamos, en la isla donde hace ya más de doscientos años se instaló, para asombro del mundo, la siempre querida y admirada Estatua de la Libertad. Y sí, tenía yo razón: las manos de este señor estaban ahí, agitándose, como locas, golpeando el suelo y gritando una y otra vez:

- ¡MANIÁTICOS! ¡LO HABÉIS DESTRUIDO! ¡YO OS MALDIGO A TODOS, MALDIGO LAS GUERRAS! ¡OS MALDIGO!